Destacado

EL ÉXITO AL INSTANTE

Este libro te ayudará a encontrar fácilmente tus sueños, traerlos del reino de la imaginación al mundo material. Conocerás sistemas de apalancamiento y propagación viral para un éxito rápido. Tendrás urgencia por trazar tus metas y objetivos. Conocerás la magia de la visualización. Narrado de manera sencilla a través de historias reales y cortas que permanecerán en tu mente como experiencias propias para utilizarlas en el momento indicado, todo en forma práctica, sin teorías. Conocerás lo que funciona sin mencionar lo que no funciona para evitar retroalimentar los pensamientos negativos, los cuales iremos reemplazando por los nuevos mediante el uso de la repetición. Dinámico, congruente y contundente. Nadie hará las cosas por ti, así que prepárate para la acción, vas a requerir vitaminarte porque una de las tres personas que conforman al ser humano es el cuerpo y si el cuerpo se niega a moverse por falta de energía entonces los pensamientos entrarán en acción y buscarán la paz y el descanso hasta recuperar fuerzas, el espíritu también se fortalece o debilita, su fuerza es independiente de la fuerza que hay en el cuerpo, pero el cuerpo es el medio de transporte tanto para el espíritu como para la mente. Los tres elementos son igual de importantes, cada uno en su propia dimensión, aprenderás a distinguir y a contestar preguntas muy difíciles elaboradas con mala intención para hacernos caer, elaboradas intencionalmente en dos dimensiones diferentes y que no se pueden mezclar, por ejemplo el amor y el dinero, se encuentran en dimensiones diferentes sin embargo existen quienes hacen preguntas como ésta: ¿qué prefieres, amor o dinero? El amor está en la dimensión de los sentimientos y el dinero en lo material, Cristo lo dejó muy claro cuando a Él le preguntaron a quién debían rendir tributo, a Dios o al César, mezclando alevosamente lo espiritual con lo terrenal. Su respuesta fue rápida y contundente. Cuando puedas distinguir entre el mundo espiritual (lo que no se ve pero existe, como por ejemplo la fuerza de voluntad y la fe), lo material y los pensamientos que tampoco se ven pero existen, muchos conflictos estarán resueltos al instante.
Encontrarás que es útil tanto para quienes apenas empiezan a buscar el éxito como para quienes ya lo tienen y quieren ayudar a los demás, te ubica inmediatamente en tu contexto y te indica que debes ser bueno para poder tener un éxito feliz y duradero y que no hay atajos. Eliminarás inmediatamente la palabra intentar de tu vocabulario y tus frases cambiaran de “lo voy a intentar” a lo voy hacer”, cuando llegas a comprender la diferencia y lo llevas a la práctica, la vida cambia en un instante. También tendrás que perdonar a tus semejantes y a ti mismo porque un espíritu con ataduras no puede avanzar rápido, las fuerzas más poderosas, son el carácter, la fe, la fuerza de voluntad, el carisma, el amor, y otras que requieren ser libres para producir resultados grandes en el mundo material. Tenemos a nuestro favor dos dimensiones poderosas, la mente y el espíritu que no cuestan dinero, simplemente son educadas mediante la palabra y la repetición constante, ⅔ del poder humano está con nosotros, a nuestro alcance, lo tenemos a la disposición y solo para obedecernos a nosotros, son el genio de la lámpara, tendrás que utilizar mucho la imaginación y el resto es solo acción y en éste sentido utilizaremos sistemas de acción multiplicativa tal como si te clonaras en mil o diez mil personas iguales a ti, todas ellas trabajando con un mismo fin, tu éxito. En el reino vegetal una semilla tiene un sistema multiplicativo, con un solo grano puedes obtener una tonelada del mismo, en la industria con mover un solo dedo y pulsar un botón puedes mover toneladas de material, en internet puedes subir un video y hacerse popular en cuestión de minutos, en fin ejemplos hay muchos y esa es la manera como tus esfuerzos en el mundo material serán mínimos y tus resultados gigantescos.PORTADA DEFINITIVA1 2560 1600

Anuncios

No tiene caso estudiar y aprender las habilidades y secretos para triunfar.

Nada de lo que estudiemos y aprendamos acerca del éxito servirá de mucho si no tenemos definido el objetivo, propósito, meta, sueño o fin que buscamos. Es más importante fijar el destino hacia donde queremos llegar que el camino que habremos de tomar, porque el camino es incierto más el destino es definido. Miles de artículos sobre el éxito cobran vida y valor cuando nos interesamos por ellos más por necesidad y pasión, que por el simple hecho de leerlos y aprender.

Hay una magia en nosotros cuando hacemos las cosas por necesidad o pasión que no la hay cuando las hacemos por cumplir con un ritual.

En otras palabras, somos más poderosos y efectivos cuando aprendemos los secretos del éxito, por necesidad o pasión que cuando lo hacemos solo por aprender.
Por ejemplo, si nuestra computadora se detiene, no avanza y nos aparece un mensaje de error, no corremos a tomar un curso de computación, lo que hacemos cuando no sabemos la solución, es pedir ayuda a alguien cercano y si estamos solos, copiamos el mensaje de error y lo pegamos en el buscador. Nos abocamos directamente a la solución y lo más probable es que los distractores de siempre, en ese momento desaparezcan o más bien, es que dejamos de prestarles demasiada atención, hasta dejamos de verlos, ni siquiera la incomodidad de la silla, o una mala postura del cuerpo nos afectan, el cansancio queda relegado a segundo plano, nos enfrascamos y obsesionamos tanto en la solución que quizá perdemos en ocasiones, la noción del tiempo.

Luego ante los fracasos, no nos intimidamos, podemos fracasar en el primer intento o en varios más y no necesitamos de algo o alguien que nos motive a levantarnos y a seguir adelante. Los cursos acerca de como ser persistentes no nos interesan, en ese momento de necesidad o pasión nos obligamos a ser persistentes y nos volvemos persistentes. Somos constantes y ya, somos todo lo que se requiere para tener éxito, no ocupamos de lecciones acerca de autodisciplina, tampoco de autoestima, valor, fe, resiliencia, procrastinación, nada, absolutamente nada, en esos momentos la mente se enfoca, nos volvemos obstinados sin un curso previo, las veces que fracasamos nos volvemos a levantar, sin antes haber recibido lecciones de como levantarse, en una situación así nunca nos damos por vencidos, la computadora finalmente queda lista o se va a la basura pero nunca nos rendimos, no fracasamos, le llamamos experiencia y no ocupamos de ningún libro sobre el fracaso o el éxito, solo nos ponemos a trabajar por necesidad o pasión, y obsesionados corremos tras la meta. Vencer o morir.

Cómo definir nuestro sueño.
Si un genio de la lámpara maravillosa apareciera y te preguntara cuáles son tus tres deseos más grandes que quieres cumplir ¿tendrías la respuesta?, Tal vez te pasaría lo que a la mayoría, por un largo tiempo tu mente se pondría en blanco.

Solo el 5% de la población tiene un sueño definido, escrito y un plan de acción en marcha.